El Feng Shui

"El poder del Feng Shui radica en la sutileza de las fuerzas abstractas del entorno interno y externo".

Feng Shui constituye una de las 5 artes que conforman la metafísica china; se refiere al estudio de las fuerzas abstractas que nos rodean y cómo estas nos afectan.
El feng shui clásico va mucho más allá de la decoración de interiores o la posición del mobiliario, en la práctica, esto constituye el último paso de un estudio de feng shui clásico.

Analizar nuestra casa utilizando feng shui, nos aporta un conocimiento sobre las características intangibles del lugar donde vivimos, aportándonos información sobre muchas situaciones de índole financiera, física y mental; que se originan a causa de la energía a la que estamos expuestos por periodos prolongados.

Sabiendo esto tendremos una visión clara sobre la calidad de vida que nos ofrece un lugar determinado.

Para comprender el feng shui es necesario analizar dos aspectos, los cuales se complementan y de ninguna forma se pueden omitir u obviar:
- el aspecto visual representado por la geografía del lugar, las formas de la construcción y los alrededores, la orientación; otros.
- el aspecto invisible, es decir las fuerzas abstractas también conocidas como Qi que nos rodea.

Es tan sutil y poderoso al mismo tiempo, aún sin ser visto, el inconsciente lo percibe influenciando nuestro cuerpo y mente de diferentes maneras; a veces positivas, beneficiando áreas de nuestra vida: experimentamos bienestar y prosperidad; y otras nos genera malestar en general: afecta las relaciones, comenzamos a presentar padecimientos o enfermedades como depresión, cansancio, insomnio, etc. como consecuencia de la influencia negativa del entorno.